7 días

6 noches

Llama a tu Asesor Personal VIP

Tel 5339.01.10 reservaciones@chiapasviajes.mx

 Sin cargos por Larga DistanciaTel 5339.01.10

Magia Lacandona

desde $16,122

Usted y su familia serán gratamente recibidos en el Aeropuerto de Tuxtla Gutiérrez, abordarán nuestro transporte que los llevará a conocer el Parque Nacional Cañón del Sumidero (20 minutos aproximados de distancia), el cual, es una increíble falla geológica de hace 35 millones de años cuyas paredes alcanzan más de los mil metros de altura sobre el nivel del agua y se levanta sobre el cauce del Río Grijalva. Por su importancia y belleza este ícono de Chiapas fue nominado como una de las “Nuevas 7 Maravillas Naturales del Mundo” y tiene tal significado para los Chiapanecos que ha sido incorporado al escudo de la entidad.

 

Varias leyendas cuentan acerca de este portentoso lugar natural; la más conocida dice que para los españoles no fue fácil doblegar a los indígenas chiapanecos soctones que habitaban la región, ya que la etnia fue la única que no se rindió durante la conquista española, resistiendo varias expediciones armadas, hasta que durante las campañas de Pedro de Alvarado  sucumbió y fue casi exterminada. Cuando esto sucedió, los últimos nativos (hombres, mujeres y niños) decidieron lanzarse al precipicio del cañón; prefirieron morir antes que someterse al dominio español. La navegación será en una lancha de motor en medio de una exuberante vegetación. Recorrerlo de esta manera es sin duda, una de las máximas experiencias ecoturísticas que México puede ofrecer. En este recorrido se pueden observar las cascadas que caen de las altas paredes del cañón hacia el río, así como las cuevas formadas por la naturaleza a lo largo de miles de años y la enorme diversidad de especies de aves y reptiles que ahí habitan.

Durante este esplendoroso viaje con suerte usted podrá conocer muy de cerca cocodrilos, zopilotes reales, iguanas, garzas, monos y aún venados, etc...  Asimismo no se puede perder los estratos geológicos en las paredes del cañón como el Árbol de Navidad que se encuentra plasmado de forma natural debido al transcurso milenario que el río ha dejado a la vista.

Al terminar el recorrido por el cañón, nuestro guía los trasladará a una de las ciudades coloniales más intensas y hermosas del estado: Chiapa de Corzo, recientemente galardonada por la Secretaria de Turismo como Pueblo Mágico. Originalmente poblada por la etnia soctona desde 1,400 a.C. bajo el nombre de Soctón Nandalumí y posteriormente nombrada por los aztecas como Chiapas, lo que significa "agua que corre debajo del cerro" o “agua donde crece la Chía”. Durante la época de la colonia fue convertida como la primera capital del estado denominada como Chiapa de la Real Corona o más comúnmente como Chiapa de los Indios.

 

Realizaremos un recorrido destacando la Plaza de Armas donde se yergue su milenaria pochota (ceiba), anterior a la llegada de los españoles, así como la pila, su emblemática fuente de inspiración mudéjar hecha enteramente de ladrillo rojo y terminada en 1562. En torno a la plaza se sitúan Los Portales, construido en el siglo XVIII y ahora dedicado a la venta de artesanías de esta región. Una cuadra al sur de la plaza hay que admirar la sobria y larga Iglesia de Santo Domingo de Guzmán de 1554, así como el Centro Cultural Exconvento de Santo Domingo, con su interesante Museo de la Laca. Por dentro de la iglesia se puede subir a la torre que está junto al presbiterio para ver la gran campana de 1576, con más de cuatro metros de diámetro y 1.6 de altura, cuyo peso es de cinco toneladas y media. Aparte, desde ahí se tiene una vista esplendida del poblado.

Chiapa de Corzo cuenta con tradiciones internacionalmente reconocidas tales como la fiesta Grande de Chiapa o fiesta de los Parachicos, recientemente nombrado por la UNESCO conjuntamente con los Voladores de Papantla, el Mariachi y las fiestas dedicadas a los muertos como Patrimonios Culturales Inmateriales de la Humanidad. Y también lo son sus tradiciones religiosas, musicales, culinarias y culturales.

 

Por último, su recorrido concluye en la también declarada por la Secretaria de Turismo como Pueblo Mágico; San Cristóbal de las Casas, ciudad fundada en 1528 por el Capitán Diego de Mazariegos, conocida originalmente como Chiapa de los Españoles, en cuyo nombre se rinde homenaje a fray Bartolomé de las Casas, quien defendió con ahínco a los indígenas en los inicios de la colonización. Esta ciudad también ha sido designada por la UNESCO como Patrimonio Cultural de la Humanidad. Se encuentra justo en el centro del estado a tres mil metros de altura sobre el nivel del mar, en la región que atinadamente se denomina como los altos de Chiapas en donde predominan los solemnes bosques de coníferas, los cielos transparentes y el clima templado. Esta zona es una de mayor diversidad étnica de México y se considera el corazón cultural de Chiapas. Aquí quedará sorprendido con el arte, la arquitectura, el pueblo, su café de altura y su gente, pero también con las riquezas naturales locales; Ámbar, bosques, grutas, arroyos y formaciones rocosas.

 

En esta Ciudad podemos apreciar su Plaza Central, a cuyo costado se encuentra la Catedral, terminada en 1533, ahí también se encuentra el sobrio edificio neoclásico que alberga al Palacio Municipal. A unas cuantas calles esta el ex convento y templo de Santo Domingo, joya arquitectónica del siglo XVI. y otras edificaciones relevantes como son la Iglesia y el Arco del Carmen, los Templos de San Agustín, San Nicolás, Santa Lucia, San Francisco, del Cerrito de San Cristóbal y de la Caridad, el Museo Cultural de los Altos de Chiapas y del Ámbar de Chiapas. A su llegada a esta encantadora ciudad se realizará el registro en el hotel asignado y tendrá el resto de la tarde-noche libre.

Después del desayuno nuestra primera visita será la Comunidad Indígena alfarera de Amatenango del Valle. Este pueblo tzetzal, a medio camino entre San Cristóbal de las Casas y Comitán, destaca por su excelente alfarería de técnica prehispánica. Casi todas las familias del poblado trabajan el barro, recolectado en los alrededores durante los meses de secas. Todos los días toman un poco de él y lo amasan para darle forma hueca; casi siempre de olla, cántaro o maceta. Las piezas resultantes son cocidas en hogueras de leña, como se hacía hace dos mil años, y después son pintados con tintes rojos, negros o amarillos de origen mineral. Aparte de la técnica ancestral, esta cerámica llama la atención por sus novedosas formas. De aquí son las famosas ollas de tres patas y las macetas con cuello y cabezas de palomas. Poco a poco también se han ganado el favor del público los jaguares de barro, de gran estilo y redondeadas formas. Y no faltan otras figuras de ranas, iguanas, tortugas, lunas, gallos y soles, además de floreros, vasos, ceniceros y mascaras de jaguar, entre otros muchos tipos de piezas.

 

Posteriormente lo llevaremos a vivir una magnifica experiencia ecoturística en el considerado escenario natural espectacular de México, El Chiflón, que forma una alargada y blanca cortina de agua a partir de la caída del Río San Vicente, el cual es un espectáculo maravilloso. Este conjunto de cascadas están ocultas entre montañas, densas selvas y extensos cañaverales. Para llegar a la cascada principal llamada Velo de Novia, que es la de mayor longitud con 120 metros de altura, se hace un recorrido a través de un sendero que le permite deleitarse con las caídas de agua en el trayecto ya que desde abajo se forman bellísimas pozas de agua color turquesa que crean un ambiente idóneo para nadar o simplemente admirar el paisaje. Para los que gustan de actividades extremas, en la cascada más alta puede vivir opcionalmente la experiencia de la Tirolesa.

Para concluir su día visitará la zona lacustre más bella de México, el Parque Nacional Lagos de Montebello, también considerado escenario espectacular de México. Imagine 56 lagos de diferentes tamaños  y tonalidades en una sola área, listos para ser visitados y admirados, con colores totalmente sorprendentes que van del verde al azul, turquesa y tonalidades que se deben principalmente a la refracción de la luz, profundidad, sedimentación y vegetación aledaña.

 

Estos lagos tienen sus orígenes en una cadena de oquedades o cenotes. Los más conocidos son: Bosque Azul, Encantada, Agua tinta, Esmeralda, Ensueño, Pojoj y Tizscao. Esta Reserva Natural considerada una de las más importantes del país está compuesta por 6022 hectáreas para preservar suelos y lagos así como los bosques de pinos, encinos, liquidámbar, bromelias y orquídeas. Regreso por la tarde-noche para su hospedaje en San Cristóbal de las Casas.

Después del desayuno partiremos hacia las comunidades indígenas del grupo étnico Tzotzil, visitando primeramente San Juan Chamula, la cual, cuenta con ricas costumbres y tradiciones conservadas a través de sus habitantes, quienes son testimonio vivo de los mayas. De esta manera palparemos y entenderemos la fusión de tradiciones contemporáneas y características ancestrales mayas que identifican el lugar.

 

Desde hace décadas, este pueblo ha llamado la atención de nacionales y extranjeros por su peculiar religiosidad. El catolicismo de esta comunidad Tzotzil está fuertemente entrelazado con prácticas y creencias paganas de origen prehispánico. La expresión más clara de esta fe, y al alcance del viajero, se encuentra en la Iglesia de su pueblo, una construcción de tiempos virreinales. En su interior, el templo sólo está alumbrado por unas cuantas ventanas y las múltiples veladoras dedicadas a las docenas de imágenes de santos ubicadas en vitrinas individuales junto a los muros. Frente a las imágenes, los fieles rezan, presentan sus ofrendas y hacen sus ritos sentados o hincados en el suelo. No hay bancas en este templo, ni retablos, ni un altar mayor. Una experiencia sin igual y mágica se vive dentro, la cosmogonía tzotzil se impregna en quien la visita.

 

Posteriormente seguiremos rumbo a otra importante comunidad Tzotzil: Zinacantán, población que durante la época prehispánica fue un destacado centro de comercio. Siguiendo esa tradición, hoy es un importante proveedor y exportador de flores, además de ser reconocido por sus llamativos textiles rojos. Al igual que en los demás pueblos tzotziles y tzeltales de los altos de Chiapas, los habitantes de Zinacantán conservan usos y costumbres heredados de sus ancestros.

En esta comunidad visitaremos la iglesia de San Lorenzo y la casa de una cooperativa familiar, quienes nos recibirán con una bebida regional de nombre Posh (destilado de caña) y observaremos como las mujeres trabajan el telar de cintura de épocas precolombinas. Gran parte de lo textil que ahí se elabora son artículos para el hogar, además de blusas, bolsos, trajes típicos, pulseras etc. Después de ver las muestras que las mujeres elaboran, nos ofrecerán pasar a su cocina, en donde nos invitarán a probar tortillas hechas a mano con unos ricos frijoles. Al terminar haremos el traslado a San Cristóbal de las Casas para realizar un recorrido por esta hermosa ciudad. Realizaremos recorridos al Museo del Ámbar, La Iglesia de Santo Domingo, caminaremos por los principales andadores y tendrán el resto de la tarde libre. Hospedaje en San Cristóbal de las Casas.

Este día deberá de registrar su salida del hotel de San Cristóbal de las Casas con todo su equipaje. El desayuno será en ruta ya que saldremos muy temprano hacia la Ciudad de Palenque. Nuestra primera parada del día será para visitar las preciosas y recién declaradas Reserva Especial de la Biosfera Cascadas de Agua Azul. Este increíble paraje de selva y agua es un conjunto de cascadas escalonadas que forma el Río Agua Azul en su descenso, que por su tamaño, por su tonalidad, por las tranquilas pozas que se forman y por la vegetación que las rodea, son sin duda las más bellas del país. El terreno calizo de la región le da el tono turquesa al agua y propicia la formación de diques calcáreos que represan el agua en seductoras pozas naturales. El sonido de la majestuosa caída de agua será un recuerdo atesorable.

 

Después de visitar Agua azul haremos otra escala para que admire la impresionante Cascada de Misol-Ha, que con sus 30 metros de altura y rodeada por selva tropical hacen de este un hermoso y refrescante lugar; que se ha convertido también en un clásico de los viajes a Chiapas por la serena armonía del lugar.  En torno se levantan caobas, palos de agua y chicozapotes tan altos como la misma cascada. Camine por el sendero que lo llevará a la parte trasera de la misma y aventúrese a descubrir la gruta, es increíble el panorama interior que ahí se aprecia.

 

Al concluir esta visita nos desplazaremos hacia el Sitio Arqueológico Parque Nacional Palenque. Esta gran metrópoli Maya, de gran extensión, con soberbios edificios y un arte complejo y refinado está enclavada en una selva alta en donde constantemente se oyen los gruñidos de los monos saraguatos (muy parecido al rugido del Jaguar) y el canto de aves exóticas como en Tucán. Esta zona arqueológica es simplemente extraordinaria y ha sido incluida en la lista de los sitios Patrimonio Mundial por la UNESCO.

 

Palenque fue una grandiosa urbe y sus dimensiones y majestuosidad indican que la ciudad debió ser una de las más poderosas del mundo maya al haber dominado un amplio territorio. Son muchos los edificios notables en Palenque. En su centro cuenta con una explanada central llamada Gran Plaza en torno a la cual se yerguen varias de sus construcciones principales.

Al oriente esta el Palacio, una estructura de planta rectangular con cuatro patios interiores. Integra varios corredores, galerías subterráneas, recintos cerrados y basamentos escalonados. Fue erigido a lo largo de muchas décadas. Llama la atención su peculiar torre de cuatro cuerpos, única en Mesoamérica, que bien pudo ser una especie de atalaya o torre de vigilancia militar. Al sur de la Gran Plaza se localiza el famoso Templo de las Inscripciones, llamado así porque en su interior han sido hallados varios tableros labrados. Fue dentro de esta pirámide que se encontró el enorme sarcófago del rey Pakal. Varios monumentos se encuentran junto al templo de las Inscripciones, uno de ellos es el edificio XIII conocido también como el Templo de la Reina Roja, porque en él se descubrieron hace pocos años los restos de una importante mujer pintados con cinabrio rojo, junto a una serie de ricas ofrendas. Al este del Palacio y del Templo de la Inscripciones se encuentra el asombroso Grupo de las Cruces, una serie de empinadas pirámides escalonadas  sobre las que se asientan los templos del Sol, de la Cruz y de la Cruz Foliada.

 

Gran parte de los muros de estos templos ostentan relieves y decorados con elaboradas esculturas y decenas de glifos. Algo más al oriente, sobre una elevación natural se encuentra el Mirador, que permite vistas sorprendentes de las extensiones de selva hacia el norte. Una vez terminado el recorrido se le dará el traslado al hotel en la ciudad de Palenque para su hospedaje.

Saldremos muy temprano en la mañana con desayuno incluido en ruta hacia La Selva Lacandona. Todas las imágenes legendarias de esta selva son ciertas: las increíbles ruinas mayas devoradas por altísimos árboles, la fauna ruidosa y colorida, los ríos primorosos por su gran caudal o su tono azul turquesa, las lagunas como detenidas en el tiempo…  Un mundo aparte que puede visitar sin demasiados sacrificios.

Primeramente llegaremos a Bonampak. Para penetrar a esta enigmática zona arqueológica seremos recibidos por indígenas Lacandones situados en la comunidad de Lacanjá, quienes serán los encargados de llevarnos en sus propios autos hacia dicha zona a través de un sendero de selva alta de 9 kilómetros. Pocos sitios arqueológicos del país han encendido tanto la imaginación histórica de los investigadores como este, cuyo nombre en maya significa “muros pintados”. Fue un centro ceremonial del periodo clásico que alcanzo su esplendor a mediados del siglo VIII d.C. y al poco tiempo fue abandonado por causas aún desconocidas.

 

Es muy importante por los murales descubiertos en sus templos y que aún están a la vista del visitante. Tiene dos partes principales: la primera es la Gran Plaza, en cuyo centro se levanta la estela 1, que retrata al rey Chaan Muan II ataviado con ropajes y decorados elegantes, en lo que al parecer es una celebración por su quinto año de gobierno. La segunda se encuentra frente a aquella y es La Acrópolis, una elevación natural recubierta de piedra para darle forma piramidal. Sobre ella fueron erigidos varios recintos de épocas y formas diversas. Del lado derecho y a media altura está el Templo de los Murales, donde se encuentran las pinturas que le han dado fama a Bonampak.

Después partiremos para internarnos en el misterio de la Zona Arqueológica de Yaxchilán que comienza desde el río y las lanchas que conducen hasta ella. Primeramente llegaremos al Centro Ecoturístico Escudo Jaguar, ubicado en la Frontera que colinda con Guatemala en donde nos embarcamos para navegar en una lancha de motor por una hora sobre las aguas del Río Usumacinta.

Durante este recorrido observaremos de acuerdo a la temporada especies de animales como cocodrilos, monos saraguatos, tucanes, guacamayas, etc. así como flora como las impresionantes Ceibas y Ramoncitos. Arribaremos a Yaxchilán. Majestuosa por su ubicación, su historia y su arquitectura, esta urbe maya fue una de las más importantes del periodo clásico. Se encuentra en una península flanqueada por amplios meandros del Río Usumacinta, de modo que está completamente rodeada de agua. Como se ha procurado conservar en gran medida la selva en medio de su traza urbana, su atmosfera es misteriosa como la de ningún otro sitio arqueológico maya. Destaca por las múltiples estelas levantadas frente a sus grandes estructuras y por los numerosos dinteles de piedra ladrados. Ambos suelen contener largos textos jeroglíficos que narran la historia dinástica de la ciudad y así revelan una vida de continuas guerras con otras ciudades mayas de su tiempo, sobre todo Piedras Negras, Bonampak y Tikal. La época de mayor florecimiento tuvo lugar entre los años 350 y 810 d.C., aunque su máximo esplendor ocurrió a partir del régimen del gran señor Escudo Jaguar II, quien reino del 681 a 742. Con él, la ciudad fue reconstruida bajo un nuevo estilo monumental y ostentoso y se convirtió en una suerte de capital de la región del Usumacinta hasta principios del siglo IX d. C.

 

Al terminar el recorrido por la zona arqueológica de Yaxchilán, regresaremos en lancha de motor al Centro Ecoturístico Escudo Jaguar para tener una comida incluida en este lugar. Al terminar nos trasladaremos a la comunidad lacandona de Lacanjá, alojamiento en cabaña. Cena incluida y pernoctaremos en la Selva Lacandona.

Después del desayuno conviviremos con Los Lacandones, quienes se nombran asimismo Hach Winik, que en su lengua significa “gente verdadera”. Su cultura es impensable fuera de la selva y se dicen descendientes de los mayas de Bonampak, Palenque y Yaxchilán. Lacanja Chansayab es un pueblo Lacandón muy peculiar, en sus cientos de hectáreas se ven varios campamentos familiares rodeados de infinidad de arboles y animales silvestres. No se sorprenda de ver por ahí algún lechón de jabalí o un mono araña corriendo con los niños lacandones. Es el sitio ideal para conocer esa cultura y su sabiduría. Aquí conocerá personas con apellidos como Cha-Nabor, Kin, Chambor, Chankin o Yuk. ¡Todas unas dinastías!.

 

Acompañados de un guía Lacandón se realizará una caminata en esta zona inmersa en la Biosfera de los Montes Azules. Se trata de la mayor selva tropical húmeda de México y ha sido reconocida por la UNESCO como imprescindible para la salud ambiental del planeta. Aunque ocupa menos del 1% del territorio nacional, alberga alrededor del 20% de la diversidad biológica del país, que incluye 50% de las especies de aves, 30% de mamíferos y 15% de anfibios. Las selvas funcionan como enormes esponjas que absorben agua, la reciclan y controlan su flujo, regulando las inundaciones y dando origen a riachuelos, arroyos, lagunas y grandes ríos. Durante esta caminata visitaremos el Río Cedros y las Cascadas Mactuni-Ha en donde tendremos tiempo libre para nadar y descansar. Un recorrido que sin duda lo dejará impresionado. Regreso a Lacanjá en donde está incluida la comida y por la tarde regresará a la ciudad de Palenque para su hospedaje.

Después del desayuno se deberá registrar la salida del hotel de la ciudad de Palenque. Partiremos hacia la ciudad de Villahermosa, para visitar El Parque-Museo La Venta en donde se exhiben 36 piezas de proporciones monumentales -cinco de las cuales se localizan en la sala de acceso, que nos introduce al mundo olmeca a través de paneles informativos- y 33 monolitos, que se encuentran al aire libre.

 

Entre piezas arqueológicas expuestas se encuentran una serie de cabezas colosales de fuertes rasgos estéticos, esculturas menores, altares o tronos monumentales tallados en piedra con efigies de gobernantes, piedras recortadas y talladas dispuestas a manera de pisos formando mosaicos con figuras, grandes mascarones y restos de la cubierta de una tumba olmeca, a base de grandes columnas basálticas, entre los que se destacan: La Cabeza de Jaguar, el Mono Mirando al Cielo, el Jaguar Humanizado, el Gran Altar, el Mosaico de Jaguar, el Rey, la Cabeza Colosal, el Altar con Ofrenda, la Abuela, la Cabeza de Viejo y el Altar del Sacrificio Infantil. Aunque todas ellas proceden de La Venta, fueron elaboradas en distintas fechas, en un lapso no menor de seiscientos años, aunque su distribución en este museo no guarda ningún orden cronológico, sino que se han clasificado en cuatro grupos: altares (tronos), estelas, esculturas exentas y las impresionantes cabezas colosales. La iconografía que muestran estas obras es muy amplia, ya que no sólo nos enseñan las costumbres y el probable tipo físico de los olmecas, sino también su organización social, política y económica. La visita al museo se inicia con una sala de introducción, en la cual se ubica, por medio de figuras y una maqueta, la zona arqueológica de La Venta dentro del contexto mesoamericano. Después, se pasa a la parte selvática, que ha sido reproducida en este espacio, donde las esculturas se esparcen entre la vegetación y la hojarasca, así como algunos animales que andan en libertad, como venados, tejones y monos. Hay también jaguares y cocodrilos en cautiverio, de entre estos últimos se encuentra uno muy famoso en Villahermosa, al que llaman "Papillón" porque se ha escapado varias veces del museo, y es no sólo el más viejo, sino el más grande de todos los que ahí habitan. Al término del recorrido haremos el traslado al Aeropuerto de la ciudad de Villahermosa para tomar su vuelo de regreso.

INCLUYE

Siete días, seis noches de hospedaje en hoteles de categoría cinco estrellas, Boutique o Tesoros de México. Distribuidos de la siguiente manera:

        • Tres noches de hospedaje en San Cristóbal de las Casas.

        • Dos noches de hospedaje en Palenque.

        • Una noche de hospedaje en cabaña en el centro ecoturistico de la comunidad de la Selva Lacandona.

 

 Avión viaje redondo con aerolíneas de prestigio con asientos asignados saliendo y regresando desde y hacia el aeropuerto.

 

 Traslados Aeropuerto-Hotel-Aeropuerto.

 

 Transportación en vehículos de modelos recientes con aire acondicionado.

 

 Choferes-Guías conocedores de las carreteras y zonas a visitar con permiso especial de SCT.

 Nuestros expertos choferes harán de su viaje una experiencia tranquila y confortable.

 

 Guías certificados por SECTUR y expertos en comunidades indígenas, zonas ecoturisticas y arqueológicas.

 

 Tour en lancha en el Parque Nacional Cañón del Sumidero.

 

 Tour al pueblo mágico Chiapa de Corzo.

 

 Tour a la Reserva Especial de la Biosfera Cascadas de Agua Azul.

 

 Tour a la Cascada Misol-Ha.

 

 Tour al Sitio Arqueológico y Patrimonio Mundial Parque Nacional Palenque.

 

 Tour al Parque Nacional Lagos de Montebello.

 

 Tour a la comunidad alfarera Amatenango del Valle.

 

 Tour a Comunidades Indígenas de Zinacantán y San Juan Chamula.

 

 Tour a la zona arqueológica de Bonampak con transportación especial de Lacandones para atravesar la selva lacandona.

 

 Tour a la zona arqueológica de Yaxchilan inmersa en la Selva Lacandona, incluyendo el tour en lancha por el río Usumacinta.

 

 Tour al interior de la selva lacandona visitando el río Cedros y las cascadas de Mactuni-Ha.

 

 Tour al Parque-Museo La Venta Villahermosa.

 

 City Tour al Pueblo Mágico y Patrimonio Cultural de la Humanidad San Cristóbal de las Casas.

 

 Todas las entradas a los centros ecoturisticos, embarcaderos, comunidades, zonas arqueológicas, museos y monumentos visitados.

 

 Seis desayunos tipo americano.

 

 Una comida en la comunidad de la Selva Lacandona.

 

 Una cena en  la comunidad de la Selva Lacandona.

NOTAS

 Las salidas son diarias.

 

 Los servicios prestados en el  itinerario son en compartido.

IMPORTANTE

Los precios son por persona, sujetos a disponibilidad y cambio sin previo aviso.

 

En temporada de puentes, semana santa, verano y fin de año aplica tarifa de temporada alta.

 

Los precios pueden variar en salidas de algunos estados de la República.